Familia e individuo

Última actualización: 20 9 2018

Este material procede del libro Acerca de Suecia.

¿Qué es una familia? La respuesta a esta pregunta varía según la cultura y la sociedad. En algunas partes del mundo los parientes o el colectivo al que una persona pertenece son considerados parte de la familia. En Suecia nos referimos normalmente solo a los padres, hermanos e hijos como la familia. Lo que constituye un individuo también es diferente en distintas culturas y sociedades. Dos modos distintos de pensar en el individuo es la concepción individualista y la concepción colectivista.​

La concepción individualista

Una concepción individualista significa que el individuo es visto como más importante que el grupo. A cada persona se la anima a tener ideas y opiniones propias. El individuo se ve a sí mismo como una persona autónoma responsable de su vida, su felicidad y su futuro. En primer lugar esta persona es un individuo autónomo y en segundo lugar, es parte de diferentes grupos.

La concepción colectivista

La concepción colectivista pone los intereses del grupo por encima de los del individuo. Lo que hace usted como individuo afecta a todo el grupo. En las sociedades colectivistas suele predominar un fuerte sentimiento de comunidad, y de responsibilidad mutua entre las personas que constituyen el grupo. Normalmente una concepción colectivista implica incluir a más personas en la definición de familia, como por ejemplo los parientes o el grupo colectivo.

Diferentes estructuras sociales

Diferentes estructuras sociales llevan a distintas percepciones de la vida. En muchos aspectos Suecia es una sociedad individualista, en el sentido de que lo que hace le afecta a usted más que a su familia o amigos.

En Suecia es responsabilidad del Estado garantizar la seguridad de las personas, algo que implica que nadie depende de la protección de sus familiares para vivir una vida segura. En las sociedades donde el Estado no se responsabiliza por sus habitantes, las personas se fían más de sus familiares para su seguridad.

Cuando una persona comete un delito en Suecia, solo se le castiga a ella, no a su familia o a sus parientes.