¿Qué factores influyen en la concesión del permiso de residencia?

Última actualización: 8 8 2018

Podrás obtener un permiso de residencia si eres refugiado o beneficiario de protección subsidiaria.

Todas las solicitudes de asilo se examinan individualmente. Es decir, la Dirección General de Migraciones estudiará tus motivos específicos para solicitar asilo en Suecia, las experiencias que hayas vivido y los temores que tengas al respecto de tu futuro.

Has de relatar a este organismo quién eres, por qué has huido y lo que piensas que puede pasar si regresas a tu país de origen. Cuenta lo máximo posible sobre ti mismo y tu situación, aunque te resulte difícil.

Es importante que digas la verdad y que no omitas nada. Si caes en la cuenta de que se te ha olvidado informar de algo a la Dirección General de Migraciones, es fundamental que lo hagas lo antes posible.

  • Refugiado

    En la Convención de las Naciones Unidas sobre los Refugiados se establecen los requisitos para poder considerar a una persona como refugiada. En casi todos los casos se otorgará a un refugiado un permiso de residencia de tres años.

    Se te considerará como refugiado si la Dirección General de Migraciones de Suecia estima que tienes motivos fundados para temer que puedas ser perseguido en base a lo siguiente:

    • raza
    • nacionalidad
    • ideas religiosas o políticas
    • sexo
    • orientación sexual
    • pertenencia a un determinado colectivo social


    Otro tanto ocurrirá si se considera que puede aplicársete alguno de los motivos para la obtención de asilo. Es decir, si existe riesgo de persecución por el hecho de que otras personas te asocien a una determinada raza, nacionalidad, concepción religiosa o política, sexo u orientación sexual.

  • Beneficiario de protección subsidiaria

    La Unión Europea aplica una normativa común en lo relativo a los requisitos necesarios para poder considerar a una persona como beneficiaria de protección subsidiaria. A estos suele concedérseles un permiso de residencia de 13 meses.

    Se te considerará beneficiario de protección subsidiaria si la Dirección General de Migraciones de Suecia estima que corres el riesgo de:

    • Ser condenado a muerte.
    • Ser sometido a un castigo físico, tortura u otro tratamiento o pena inhumana o humillante.
    • Sufrir un daño físico por causa de un conflicto armado, aunque no seas soldado.
  • Otros motivos para obtener permiso de residencia

    En algunos casos podrá otorgarse permiso de residencia a solicitantes de asilo no considerados como refugiados ni beneficiarios de protección subsidiaria.

    Por ejemplo, si tu estado de salud es particularmente grave, has sido víctima de trata de seres humanos o vas a participar en una investigación penal.