Si eres solicitante de asilo y cumples 18 años

Última actualización: 27 11 2018

Al cumplir 18 años, o si se fija tu edad al alza por encima de dicha edad, dejarás de ser considerado como un menor. Es lo que se denomina alcanzar la mayoría de edad. Aquí podrás obtener información sobre qué ocurre cuando cumples 18 años y eres solicitante de asilo.

Los servicios sociales dejarán de responsabilizarse de tu economía y tu alojamiento. Tampoco tendrás ya derecho a contar con un curador.

Si alcanzas la mayoría de edad antes de recibir respuesta a tu solicitud de asilo, la Dirección General de Migraciones asumirá la responsabilidad sobre ti. Serás convocado a una reunión en dicho organismo para obtener información sobre el procedimiento aplicable cuando alcanzas la mayoría de edad. La Dirección General de Migraciones te informará también acerca de la paga diaria que te corresponde.

Tu expediente en esta instancia será gestionado conforme a la normativa aplicable a los solicitantes de asilo adultos. Asumirás la responsabilidad en el contacto con la Dirección General de Migraciones.

  • Alojamiento

    Al cumplir 18 años, o si se fija tu edad al alza por encima de dicha edad, ya no podrás seguir viviendo en la casa que te ha gestionado el municipio.

    Tal vez tengas la posibilidad de permanecer en el municipio en una vivienda propia. De lo contrario deberás mudarte a un centro de acogida de la Dirección General de Migraciones. En ese caso, no podrás elegir tu municipio de residencia. En la medida de lo posible, la Dirección General de Migraciones tratará de encontrar una casa cerca de donde vives. Algunos municipios gestionan viviendas y permiten quedarse a los jóvenes de más de 18 años. Los servicios sociales también pueden ofrecer la continuación del alojamiento si consideran que existen motivos específicos para ello.

    Si optas por gestionarte tu alojamiento por tu cuenta durante tu petición de asilo, no se te asistirá con la vivienda en caso de obtener permiso de residencia.

  • Atención de salud y sanitaria

    Al cumplir 18 años, o si se fija tu edad al alza por encima de dicha edad, cambian las reglas aplicables a la atención de salud y sanitaria. Los solicitantes de asilo adultos únicamente tienen derecho a asistencia de urgencia, atención obstétrica y abortiva, asesoramiento sobre anticonceptivos, atención maternal y tratamiento conforme a la Ley de Protección contra Enfermedades Infecciosas de Suecia.