Diversas modalidades de vivienda

Última actualización: 7 11 2018

En Suecia puedes alojarte de distintas formas. Podrás alquiler o comprar un apartamento o una casa unifamiliar. Aquí hallarás información acerca de distintas modalidades de alojamiento.

  • Apartamento de alquiler

    En todos los municipios suecos hay empresas de vivienda locales en donde se pueden solicitar apartamentos de alquiler. Las empresas pueden ser propiedad de personas o de un municipio. Una empresa de viviendas propiedad del municipio se llama empresa de vivienda de utilidad pública. Si vives en una vivienda alquilada eres inquilino. Le alquilas (tomas prestado) de un casero, es decir de la empresa propietaria del apartamento.

    Si se rompe algo en el apartamento

    Si algo se rompe en el apartamento, el casero debe repararlo. Como inquilino no necesitas pagar si por ejemplo la cocina o el refrigerador dejan de funcionar. Pero si eres tú quien ha causado los daños en el apartamento, puedes ser obligado a pagar. Normalmente el casero inspeccionará (controlará) el apartamento antes de que te mudes al mismo. Eso se hace para evitar que debas pagar por daños causados por inquilinos anteriores.

    Distintos tipos de contratos

    Hay distintos tipos de contrato de alquiler de apartamentos para vivienda. Un contrato de primera mano significa que tienes derecho a vivir en el apartamento por el tiempo que quieras. Un subalquiler significa que alquilas temporalmente de la persona que tiene el contrato de primera mano del apartamento.

    Contrato en negro

    Los contratos en negro son contratos alquiler de apartamentos que se venden y se compran. No está permitido que los caseros o los inquilinos en Suecia reciban dinero o que vendan un contrato de alquiler. Quien quiera que pagues por un contrato de alquiler está cometiendo un delito y puede ser condenado a prisión por ello.

    Derecho del inquilino a rescindir el contrato

    Como inquilino tienes siempre derecho a rescindir el contrato de alquiler de tu apartamento si deseas mudarte. Es posible que tras rescindir tu contrato tengas que seguir pagando el apartamento durante un tiempo determinado. Es lo que se denomina período de preaviso. De no indicarse otra cosa en el contrato, el período de preaviso suele ser de 3 mes a partir del mes siguiente a la rescisión de tu contrato de alquiler.

    Derecho del casero a rescindir el contrato

    En algunos casos el casero tiene derecho a rescindir el contrato del inquilino. Eso puede suceder si el inquilino:

    • Subalquilas o cedes la vivienda a otra persona sin la autorización del arrendador.
    • Usas la vivienda para un fin no habitacional, por ejemplo, una actividad delictiva o la gestión de una empresa de gran tamaño desde la misma.
    • Eres responsable de la proliferación de plagas en el inmueble o te abstienes de comunicar la presencia de estas.
    • Impides al arrendador el acceso a la vivienda sin un motivo justificado, por ejemplo, en las reparaciones.
    • Descuidas la vivienda.
    • No cumples con las condiciones del acuerdo de alquiler.
    • Te retrasas más de una semana en el pago del alquiler.
  • Piso de propiedad en edificio de propiedad cooperativa

    Un piso de propiedad en un edificio de propiedad cooperativa es un piso por el que debes pagar una aportación. Significa que adquieres una participación en la cooperativa propietaria del inmueble (el edificio). Ingresas entonces a la cooperativa y puedes hacer uso del apartamento.

    Si vives en una cooperativa de propietarios debes pagar una cuota mensual. Si has pedido un préstamo para el apartamento debes pagar además los intereses y la amortización al banco.

    En los municipios hay agentes inmobiliarios locales y empresas de viviendas que anuncian los apartamentos que están en venta. En las páginas web de los municipios se pueden encontrar a menudo las empresas locales. También puedes buscar tú mismo en internet apartamentos en cooperativa de propietarios que estén a la venta.

  • Casa

    En Suecia puedes comprar o alquilar una casa. Si quieres comprar, los precios pueden variar mucho entre las grandes ciudades, los pueblos más pequeños y las zonas rurales. En los municipios hay agentes inmobiliarios e institutos de vivienda que anuncian las casas que están en venta. También puedes comprar un terreno y construir tu propia casa.

    Los sitio web de los municipios suelen contener información acerca de casas y solares en venta.

  • Subalquilar

    En Suecia es común subalquilar. Significa que le alquilas a la persona que tiene el contrato de primera mano del apartamento. También se puede subalquilar de personas propietarias de un apartamento de propiedad cooperativa o de una casa.

    Si quieres subalquilar es importante que averigües si el casero ha aprobado el subalquiler.

    Recuerda firmar un contrato cuando subalquilas un apartamento. Si no has firmado un contrato te pueden obligar a mudarte si quien tiene el contrato de primera mano te lo exige. Antes de firmar el contrato es importante conocer los derechos que tienes cuando subalquilas.

  • Alquiler de habitación en un apartamento compartido

    También se puede alquilar una habitación en el apartamento o en la casa de otra persona. En ese caso se comparte la vivienda con la persona que tiene el contrato o es propietaria de la vivienda. Esto es lo que se llama compartir parte de una vivienda. Las reglas y el tiempo de preaviso también se aplican en este tipo de contrato. Por lo tanto recuerda que debes firmar un contrato si quieres alquilar una habitación en el apartamento o la casa de otra persona.