Impuestos

Última actualización: 16 7 2019

Los impuestos son gravámenes que se abonan para financiar los gastos públicos. Pagamos impuestos sobre nuestros ingresos y sobre artículos y servicios. El impuesto sobre la renta (los ingresos) se destina al estado, el municipio y la provincia.

 ¿Por qué pagas impuestos?

 Pagamos impuestos para contribuir todos juntos a la mejora de la sociedad. Los impuestos se sustentan sobre la idea básica de que todo el mundo debe disfrutar de la misma ayuda y oportunidades. 

En comparación con otros países, en Suecia se pagan bastantes impuestos. Este elevado nivel impositivo se debe a las amplias áreas de responsabilidad que asumen el Estado, los municipios y las provincias de Suecia. Ámbitos como la formación, la atención médica y las infraestructuras se financian con impuestos. 

¿Qué tipos de impuestos existen?

Hay varios tipos distintos de impuestos. Entre los más habituales se encuentran los que gravan el trabajo, la renta (ingresos), los vehículos y la circulación, las bebidas alcohólicas y el tabaco. Es decir, debes pagar impuestos sobre tu sueldo, para poder poseer y conducir un vehículo y al comprar bebidas alcohólicas o tabaco. 

Los impuestos aplicables y su cuantía los determinan los políticos del Parlamento sueco y de las administraciones provinciales y municipales. 

¿A qué se destinan los impuestos?

Los impuestos se emplean para financiar, entre otros, la enseñanza, la atención médica y las infraestructuras:

  • En los centros educativos recibes formación sin tener que pagar dinero. Los sueldos de los docentes se abonan mediante impuestos.

  • Cuando enfermas recibes asistencia en un centro de salud o un hospital. La asistencia sanitaria se financia mediante impuestos.

  • Si una carretera se estropea y hay que arreglarla, su reparación se costea a través de los impuestos.

Hay otras muchas cosas que se financian mediante impuestos. Por ejemplo:

  • Atención a mayores

  • Atención infantil

  • Servicios sociales

  • Administración de justicia

  • Acogida de refugiados

  • Cultura

 ¿A qué se dedica la Agencia de Administración Tributaria?

La Agencia de Administración Tributaria es el organismo sueco que vela por que particulares y empresas paguen los impuestos y gravámenes establecidos por los políticos. Entre las funciones de la Agencia de Administración Tributaria destacan las siguientes:

  • cobro de impuestos

  • gestión del registro civil

  • registro de inventarios de sucesión

  • investigación de delitos fiscales

    Todas las personas empadronadas en Suecia pueden solicitar a partir de los 13 años de edad una tarjeta de identidad de la Agencia de Administración Tributaria. 

 Declaración de la renta

Cada año, todas aquellas personas que han percibido ingresos deben comunicárselo a la Agencia de Administración Tributaria. A ello se le denomina declarar, y se aplica tanto a particulares como a empresas. 

A principios de año, la Agencia de Administración Tributaria envía un formulario de declaración a aquellos que deben declarar. En este se indica cuánto dinero has ingresado durante el año anterior. Has de comprobar que la información sea correcta. 

Si es así, debes aprobar la declaración. Tienes la opción de aprobar tu declaración enviando un SMS, llamando por teléfono, a través de la aplicación móvil de la Agencia de Administración Tributaria o mediante el servicio telemático del sitio web de dicho organismo. 

Este servicio solo está disponible en sueco. 

Si la información de la declaración no es correcta, debes modificarla. Puedes modificar tu declaración mediante el servicio telemático del sitio web de dicho organismo. 

Este servicio solo está disponible en sueco.

Si no tienes posibilidad de declarar enviando un SMS, llamando por teléfono, a través de la aplicación móvil o mediante el servicio telemático, puedes hacerlo con un formulario impreso y remitir este a la Agencia de Administración Tributaria. 

Aunque no te hayan enviado a casa un impreso de la declaración de la renta es posible que tengas que declarar. 

Puedes solicitar un impreso de declaración a través del servicio de pedidos disponible en el sitio web de la Agencia de Administración Tributaria.

El servicio de pedidos solo está disponible en sueco. 

 ¿Qué pasa si no pagas los impuestos?

 No pagar los impuestos puede suponer un delito. Es lo que se conoce como delito fiscal. 

Cuando trabajas sin pagar impuestos se denomina "trabajo en negro". Es ilegal y puede comportar una pena de prisión de hasta dos años.

Si, por ejemplo, no abonas el impuesto correspondiente a tu vehículo, no podrás utilizar este. Además, deberás pagar una tasa de demora. Es decir, te costará más dinero que si hubieras pagado el impuesto a tiempo. Si, a pesar de todo, no pagas el impuesto, la Agencia de Administración Tributaria transferirá tu expediente a Kronofogden.