Discapacidad

Última actualización: 27 6 2019

Un discapacitado es una persona con una disminución de sus capacidades físicas, psíquicas o intelectuales. En Suecia, en torno a un 25% de las personas tienen algún tipo de discapacidad.

Los discapacitados tienen los mismos derechos de participación en la vida social que el resto. Por ejemplo, los menores con discapacidad deben beneficiarse de una atención infantil y una educación igual que los demás niños. La legislación antidiscriminación prohíbe cualquier tipo de marginación por causa de discapacidad.

Apoyo individual

Para poder participar en la sociedad en igualdad de condiciones, las personas con discapacidades disponen de distintos tipos de apoyo individual. La asistencia asignada dependerá de tu discapacidad y del apoyo que precises.

A través de la Agencia Sueca de Seguro Social podrás percibir distintas compensaciones para, por ejemplo, la adaptación de tu vivienda o tu vehículo, así como otros tipos de remuneraciones.

En el ámbito de la atención sanitaria y de salud puedes obtener apoyo, entre otros, en lo que respecta a la rehabilitación y a la prescripción de medios técnicos. Para cualquier duda acerca de la ayuda que puedes recibir, consulta con tu diputación provincial o región.

También puedes obtener apoyo individual de tu municipio, por ejemplo, asistencia personal, alojamiento con servicios especiales o acompañamiento. Si tienes dificultades para desplazarte por ti mismo o en transporte público (autobuses, trenes, tranvía) puedes tener derecho al servicio de transporte para personas con movilidad reducida (färdtjänst), que te permite viajar en taxi o minibús. Para cualquier duda acerca de la ayuda que puedes recibir, consulta con los servicios sociales de tu municipio.

Además, si tienes una discapacidad puedes obtener apoyo especial en la búsqueda de un empleo u otra ocupación adaptada a ti. Pueden ser asistido en tu contratación mediante una modalidad de empleo especial o en la solicitud de recursos técnicos en el trabajo.