Cuida de ti mismo

Última actualización: 1 7 2019

Pasos para hábitos más saludables y un estilo de vida más sano. Adecuados hábitos alimenticios, ejercicio y entrenamiento, estrés y descanso nocturno

Buenos hábitos alimentarios

Lo que comes y bebes es fundamental para tu salud y bienestar físico. Alimentarse adecuadamente y realizar ejercicio reduce el riesgo de padecer numerosas enfermedades, entre otras, patologías cardiovasculares, diabetes, cáncer y trastornos psicológicos.

Ejercicio

El ser humano necesita moverse para sentirse bien. El ejercicio reduce el riesgo de padecer numerosas enfermedades, entre otras, patologías cardiovasculares y determinados tipos de cáncer. Dormirás mejor, soportarás mejor el estrés y te ayudará a mantenerte en tu peso. También mejora tu estado de ánimo. Los adultos deben moverse un mínimo de 30 minutos al día.

Estrés

Todas las personas se agobian en algún momento, lo cual no es necesariamente nocivo. El estrés puede aportarte energía adicional para hacer frente a situaciones complicadas. Ahora bien, el estrés excesivo puede ser perjudicial para la salud. Si te sientes agobiado es aconsejable que trates de entender los motivos de ello. Ello te hará más fácil gestionar el estrés e intentar cambiar tu situación.

Sueño

Para sentirse bien es importante dormir adecuadamente. Una persona adulta suele necesitar entre seis y nueve horas de sueño al día. A los jóvenes les hace falta dormir más.